<img src="//bat.bing.com/action/0?ti=5599429&amp;Ver=2" height="0" width="0" style="display:none; visibility: hidden;">
search

¿Tiene alguna pregunta? 1.800.865.5431

Schedule A Consultation!
El Diagnóstico de la Esterilidad

¿Qué es la prueba del tercer día?

What is cycle day 3

El ciclo menstrual de la mujer se cuenta desde el primer día de la menstruación (o sea de flujo menstrual evidente, no de goteo ni manchado premenstrual), de modo que el «tercer día» es el tercer día de la regla. Cuando se realizan a la mujer los estudios de fertilidad, se elige el tercer día para determinar la concentración de tres sustancias importantes: la hormona foliculoestimulante o folitropina (FSH), la hormona luteinizante o lutropina (LH) y el estradiol (E2).

La FSH la segrega la hipófisis y estimula la producción de estradiol (estrógeno) y óvulos (también llamados «ovocitos») durante la primera mitad del ciclo menstrual. El óvulo comienza a crecer dentro de un folículo (cavidad llena de líquido), en lo que constituye el primer paso en el proceso de la ovulación. Una concentración elevada de FSH indica que la reserva ovárica es baja, es decir, que quedan pocos ovocitos y de escasa calidad. Ello no quiere decir necesariamente que sea imposible el embarazo, pero sí que es más difícil que se produzca.

La prueba de la FSH (hormona foliculoestimulante) suele realizarse para diagnosticar problemas del desarrollo sexual, la menstruación y la fertilidad. Sirve para diagnosticar y evaluar el síndrome del ovario poliquístico, los quistes ováricos, las irregularidades del ciclo menstrual y la infertilidad.

La prueba de la LH (hormona luteinizante) determina las concentraciones de esta hormona, que también segrega la hipófisis. En la mujer, los niveles de LH aumentan a mitad del ciclo, y al cabo de 24 a 36 horas se produce la ovulación. Los niveles elevados de LH pueden ser señal de distintos trastornos, como la insuficiencia ovárica y el síndrome del ovario poliquístico.

El estradiol es la forma de estrógeno más importante. Se genera principalmente en los ovarios, la corteza suprarrenal y la placenta, y es responsable del desarrollo de las mamas, de los genitales externos, del útero, de las trompas de Falopio y de la vagina.

Los niveles de estas tres hormonas se determinan en el laboratorio a partir de una muestra de sangre que se extrae de una vena del brazo. Como todos los análisis de sangre, en general no se siente más que un leve pinchazo. La extracción de sangre apenas comporta riesgos de hemorragia, infección o hematoma (morados por la acumulación de sangre bajo la piel), aunque algunas personas se marean o se desmayan.

Los valores de referencia para el estudio de la FSH, la LH y el E2 pueden ser distintos entre un laboratorio y otro, de modo que es importante que un especialista valore personalmente los resultados para una correcta interpretación.