<img src="//bat.bing.com/action/0?ti=5599429&amp;Ver=2" height="0" width="0" style="display:none; visibility: hidden;">
search

¿Tiene alguna pregunta? 1.800.865.5431

Schedule A Consultation!
El Diagnóstico de la Esterilidad

Espermiograma

Semen Analysis

En el varón, la fertilidad depende en gran medida de tener un esperma sano; por ello, cuando la pareja se enfrenta a un problema de esterilidad, la prueba más importante para él es el espermiograma o seminograma (análisis del semen). Se trata de una prueba barata y es una de las primeras que se realizan en la evaluación básica de la esterilidad.

Normalmente se analizan al menos dos muestras de semen, obtenidas en momentos distintos, ya que el número de espermatozoides fluctúa. El hombre debe abstenerse de eyacular en los dos o tres días anteriores, y la muestra se deposita directamente en un recipiente limpio.

En el laboratorio se determina la cantidad y el color del semen y la presencia de infecciones o de sangre. A continuación se analiza detalladamente el número de espermatozoides y las alteraciones de tamaño, estructura (morfología) y movimiento (motilidad).

Hablamos de «oligozoospermia» cuando se observa una disminución del número de espermatozoides en el semen. En teoría, basta un único espermatozoide para fecundar el óvulo, pero las posibilidades de que uno solo llegue hasta allí son bajísimas.

Las alteraciones de la morfología y la motilidad influyen en la fertilidad del varón porque menoscaban la capacidad de los espermatozoides de llegar al óvulo y fecundarlo. Las alteraciones morfológicas tienen causas diversas, como infecciones, cuadros de fiebre alta, malformaciones congénitas de los testículos, varicoceles (varices en el escroto) o consumo de estupefacientes. También en estos casos el urólogo puede indicar técnicas para mejorar la morfología, por ejemplo el tratamiento de la infección, la reparación de los varicoceles o la sustitución hormonal. Además, cabe la posibilidad de lograr el embarazo mediante inseminación intrauterina o fecundación in vitro.

Si se detectan alteraciones del esperma, el espermiograma se repite al cabo de 4 a 6 semanas para comprobar si son permanentes o pasajeras. Si el nuevo análisis arroja resultados normales, el médico procederá a realizarle todas las evaluaciones de infertilidad a la mujer antes de plantearse otras pruebas masculinas.

Si desea más información sobre el análisis de semen, póngase en contacto con nosotros.