<img src="//bat.bing.com/action/0?ti=5599429&amp;Ver=2" height="0" width="0" style="display:none; visibility: hidden;">
search

¿Tiene alguna pregunta? 1.800.865.5431

Schedule A Consultation!
El Tratamiento

Reanastomosis tubárica

Reanastomosis tubárica

RMACT no realiza esta operación.

Si desea más información, consulte a su médico o ginecólogo. 

Reanastomosis tubárica

Algunas mujeres que se han sometido a la ligadura de trompas cambian de opinión y deciden que quieren tener hijos. Aunque a la mujer que decide hacerse la esterilización quirúrgica se le explica que la intervención es irreversible, a veces es posible reabrir las trompas mediante una intervención denominada «repermeabilización» o «reanastomosis tubárica».

La repermeabilización quirúrgica también es una técnica que sirve para reparar una parte de las trompas en casos de afectación patológica. Si la enfermedad tubárica es la única causa de esterilidad en la mujer, la repermeabilización puede curarla.

Procedimiento quirúrgico

Sea cual sea la indicación de la reanastomosis, el procedimiento es el mismo. En caso de esterilidad, normalmente se realiza mediante laparoscopia, a través de una pequeña incisión en el abdomen; se elimina el segmento bloqueado y se unen los dos extremos de la parte sana para restaurar la integridad de la trompa.

La intervención requiere un breve posoperatorio en el hospital, aunque se puede hacer vida normal al cabo de unos días —a lo sumo dos semanas— en función de cuál fuera el problema.

Embarazo después de la reanastomosis tubárica

Que salga bien cualquier operación de las trompas depende en gran medida de la ubicación del defecto a tratar y de la extensión de la oclusión, así como de la presencia de otros problemas de fertilidad. El éxito de la reanastomosis depende del método empleado inicialmente para la ligadura, el tiempo que haya transcurrido desde entonces y la fertilidad de la mujer en relación con su edad. Dicho de otro modo, cuanto mayor sea la mujer, más difícil será que conciba, sean cuales sean sus circunstancias. Otros factores son la presencia de tejido fibroso u otras patologías de la cavidad pélvica y la pericia del cirujano.

Riesgos de la reanastomosis tubárica

  • Es posible que la reparación no «prenda» y las trompas sigan ocluidas. 
  • La oclusión de las trompas de Falopio puede no ser la única causa de la esterilidad.
  • Las lesiones preexistentes de las trompas aumentan el riesgo de sufrir un embarazo ectópico.
  • Si la mujer pasa de los 35 puede estar perdiendo un tiempo precioso y quedarse sin la posibilidad de concebir una vez superada la operación.
  • Infecciones del aparato genital.
  • Formación de tejido fibroso.

 

 

RMACT no realiza operaciones de reanastomosis tubárica. Para más información, hable con su médico o ginecólogo.