<img src="//bat.bing.com/action/0?ti=5599429&amp;Ver=2" height="0" width="0" style="display:none; visibility: hidden;">
search

¿Tiene alguna pregunta? 1.800.865.5431

Schedule A Consultation!
El Tratamiento

Gestación por sustitución

gestational-carriers1La gestación por sustitución, más conocida popularmente como «vientre de alquiler», saltó al primer plano de la reproducción asistida en 1978, cuando apareció la fecundación in vitro (FIV). Las madres de alquiler proporcionan una alternativa viable para muchas pacientes, sobre todo mujeres que no pueden llevar a término un embarazo. 

La madre de alquiler, como su nombre indica, es una mujer que lleva en su vientre hasta el alumbramiento al vástago de otra pareja, sin que haya relación genética alguna entre ella y la criatura. 

Las madres sustitutas o sustituta gestacional

En la maternidad por sustitución, el embarazo se consigue mediante FIV, un proceso que requiere la sincronización de los ciclos ováricos de la madre genética (que aporta el óvulo) y la gestante (que lleva el embarazo). Durante la FIV se junta el óvulo de la madre y los espermatozoides del padre (o, en algunos casos, de donantes) y se obtiene uno o varios embriones. Se estimulan mediante hormonas los ovarios de la madre genética y se le extraen los óvulos para juntarlos con el esperma del padre y generar embriones que se transfieren al útero de la gestante. Si se produce el embarazo, la gestante lleva en su vientre a la criatura en sustitución de la madre genética.

Motivos para plantearse recurrir a un vientre de alquiler 

El especialista en infertilidad de RMACT puede ayudarles a decidir si la maternidad por sustitución está indicada clínicamente para ustedes revisando su caso y su diagnóstico. Los casos en que estaría indicada son:

  • Alteraciones del útero, como miomas, malformaciones congénitas irreparables, fibrosis avanzada o esterilidad por una intervención quirúrgica. 
  • Agenesia uterina, es decir, ausencia de útero por un problema congénito o por haberse extirpado quirúrgicamente. 
  • Problemas de salud como diabetes grave, esclerosis múltiple o cardiopatías avanzadas que suponen un riesgo grave para la madre o para el feto o que se verían agudizadas por la gestación.
  • Antecedentes de complicaciones del embarazo (abortos espontáneos, insuficiencia cervicouterina, partos prematuros, preeclampsia grave)
  • Parejas que desean tener un hijo biológico propio
  • Parejas que no desean adoptar
  • Parejas de gays u hombres solteros

En RMACT dejamos que la decisión de recurrir a una madre de alquiler la tome la paciente y su pareja, pero aun así la clínica somete a la candidata a una serie de pruebas, según las guías de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva (ASRM), antes de seguir adelante.

Cómo se elige a la madre de alquiler

Idealmente, la madre de alquiler es una mujer sana que ya ha tenido sus propios hijos, pasando por un embarazo y un parto sin complicaciones, que está preparada desde el punto de vista físico y psíquico, y que goza de estabilidad económica. Tanto los padres biológicos como la gestante pasan una evaluación médica y psicológica y se reúnen con un abogado antes de proceder a firmar el contrato. 

A la hora de elegir a una madre de alquiler, la pareja no dispone de muchas opciones. Algunas personas se sienten más cómodas si es una mujer que conocen (una amiga o una familiar) la que dará a luz a su hijo. Muchas veces, estas mujeres no cobran una retribución, ya que las une a la pareja un vínculo personal, aunque los padres corren con los gastos sanitarios. 

Sin embargo, la gestación por sustitución mayoritariamente se da entre personas que no se conocen, a través de una agencia, un despacho jurídico o una web, quienes se encargan de seleccionar a las gestantes. Se trata de un contrato legal en virtud del cual la gestante percibe una remuneración, negociada de antemano, y tiene todos los gastos médicos cubiertos. 

La decisión de recurrir a una madre de alquiler debe tomarse tras sopesar muy detenidamente todas las implicaciones y consultar a los expertos en la materia. Nuestros especialistas le explicarán cuáles son sus opciones y le ofrecerán consejo profesional. 

Si desean más información sobre la gestación por sustitución (o vientre de alquiler), contacte con nosotros.